Aprende más sobre qué es la analítica web

Si lo ponemos de ese modo, tan solo con escuchar el nombre nos imaginamos que es algo sumamente complicado; y sin averiguar nada el respecto sobre cómo funciona o qué es simplemente acudimos a una agencia de marketing para que se encargue de esto que se escucha tan rimbombante.

La verdad es que aunque sí es algo que necesita ser estudiado, también es cierto que la práctica y la experiencia hacen de la analítica web un proceso un poco menos complicado. Pero no sirve de mucho que continúe escribiendo sobre lo fácil o difícil que pudiese ser si aún no hemos entendido ¿qué es?.

La analítica web es una herramienta que nos permite conocer el comportamiento de nuestros usuarios; es decir, gracias a esta podemos saber cuáles son las necesidades y demandas que hacen en el mundo online. Con la analítica web podemos mejorar nuestra estrategia y cambiar nuestros objetivos en función a las metas que nos hemos propuesto. 

Hay muchos mitos que giran alrededor de este proceso: se dice que es costoso, difícil de implementar o que necesita de alguien con conocimientos técnicos para llevarla a cabo. Sin embargo, la realidad es otra y aunque fácilmente puedes acudir a una agencia de comunicación, también puedes leer más al respecto y arriesgarte a hacerlo tú mismo.

Tipos de métrica 

Ya definimos qué es la analítica web, ahora tenemos que decir cómo se hace.

Bueno, existen dos tipos de métrica: una que es a corto plazo porque se dirige a buscar mejores resultados (conversión, ventas, etc) y otro que es a largo plazo, que busca la fidelización y el compromiso por parte del cliente. Ambas partes se necesitan en la analítica web y hay que tenerlas siempre presente, ya que cada una nos dará un tipo de resultado que necesitamos. 

¿Qué debemos tener en cuenta?

Hay unas métricas muy importantes, que si las pasamos por alto nuestros resultados pueden cambiar por completo:

Páginas vistas: es decir, las visualizaciones que los usuarios han hecho de un contenido (se orienta más a las descargas).

Visita: son las solicitudes o interacciones que ha hecho un usuario con un sitio web.

Usuario único: se identifica el ordenador del usuario, se guarda la información en una cookie y es lo que nos permite ver si el usuario es recurrente.

Usuario nuevo: como su nombre indica es el usuario que entra por primera vez en el sitio web.

Usuario recurrente: es el usuario que regresa por segunda vez o más.

Esto solo fue un pequeño aperitivo sobre lo que es la analítica web. Si quieres leer más, en la web hay muchos artículos que te pueden guiar y ayudar a implementar estas métricas en tu empresa.