4 pasos a seguir para crear una estrategia de social media

Crear una estrategia en social media exitosa va a depender de distintos factores que les diremos a contuación, que de ser aplicados debidamente tendremos los resultados esperados.

No todos nacemos para hacer lo mismo; por ello es bueno que si dudamos sobre cómo realizar una estrategia de social media acudamos a los especialistas y contratemos los servicios de una agencia de marketing para que simplemente nos orienten o, si no tenemos la más mínima idea de esto, que lo hagan según las necesidades de la empresa.

Sin embargo, hay ciertos pasos que son más sencillo de lo que pensamos y que nos pueden ayudar a crear una buena estrategia de social media:

Uso de palabras clave

Si ya realizamos en una oportunidad una campaña SEO podemos aprovechar la ocasión y elegir las mismas palabras clave para trazar nuestra estrategia de social media, que ya nos han dado buenos resultados antes.

Añadir botones sociales

De nada sirve que nuestro sitio web esté repleto de información relevante si no tenemos los botones sociales para que los usuarios compartan las noticias que consideren relevantes.

Tu blog o página web debe tener los botones para compartir en Facebook, Youtube, Twitter, LinkedIn, Google+, Deliciuos, entre otros. No debe faltar ninguna opción, ya que esta es una forma más inmediata de difundir la información, lo que generará tráfico, enlaces y viralización.

Crear y optimizar tus perfiles sociales

Una empresa no debe ser algo incógnito o inalcanzable. Mientras más dé sensación cercanía y se humanice la marca, o a los dueños, será una forma de conseguir clientes y generar confianza; por ello es bueno que tanto la figura del community manager, como la de los directivos, tengan un perfil social con toda la información de la compañía (página web, blog y mail). Además, hay que aprovechar a los trabajadores para que ellos mismos creen contenido y compartan la información.

Difundir la información

Cualquier agencia de comunicación te dirá lo mismo: hay que  difundir el contenido que hay en los distintos sitios. Por ejemplo, si hoy publicaste en Twitter coloca un enlace que vaya al blog de la empresa o para el perfil de Facebook. De esta forma harás que sea más fácil su difusión. 

En este aspecto debes aprovechar todas las oportunidades que tengas para redirigir al usuario a tu página web, al blog o a cualquier red social que desees.